caballos PRE

Yeguada Losantos, creada en el año 2001. Situada en la estribaciones de la Sierra Norte de Sevilla, en el término municipal de El Castillo de las Guardas.

En el año 2001 se adquieren varias potras al destete en la Yeguada Hermanas Palma Valdés, con ascendencia Yeguada Hermanos Baones. Más tarde, se compran dos yeguas a la Yeguada El Allozar, con ascendencia Yeguada Diosdado.

Las primeras cubriciones se realizan en el año 2004 con el semental Impetuoso V, de la Yeguada de la Cartuja – Hierro del Bocado (EXPASA Agricultura y Ganadería, S.A.). Fueron 4 los ejemplares que nacieron en el año 2005; tres hembras, algunas de ellas aún con nosotros como yeguas de cría, y un macho, Almirante XCVIII, vendido no hace mucho a México.

Historia. Yeguas

Caballo Cardenas

Gaucho V

En el año 2005, se adquiere el semental Gaucho V, de ascendencia Yeguada Cardenas (hijo de Levante IV, campeón de España 1990 y Andalucía 1992), y bisnieto de Vasallo II. Se obtuvieron del mismo 31 ejemplares inscritos, con hierro propio de la Yeguada Losantos.

Gaucho V (1)

Gaucho V

En la actualidad, la Yeguada Losantos dispone de 12 yeguas reproductoras, fruto de esas yeguas adquiridas para la fundación de la Ganadería, unidas a aquellas que fueron producto de Impetuoso V y Gaucho V, y fueron seleccionadas expresamente como reproductoras.

LEVANTE IV. Cardenas

Levante IV

A día de hoy, disponemos de 2 sementales aptos reproductores, con hierro propio de la Yeguada Losantos, e hijos de Gaucho V : Centurión I y Babilonio IX, hijos de Señorita LXVIII y Envidiada IX, de ascendencia Baones. En el año 2014 se obtuvieron los primeros ejemplares de Centurión I, uniéndose a él Babilonio IX al año siguiente.

Serán también sementales de forma inminente, y siendo también hijos de Gaucho V: Comandante I, hijo de Reservada VI, también de ascendencia Baones, así como Embrujado XX y Espartano XXX, hijos de las ya citadas Señorita LXVIII y Envidiada IX , respectivamente.

centurión. 2

Por el cariño que nuestra familia profesa por este noble y precioso animal, cada día ponemos nuestro mayor empeño y sacrificio en seguir adelante. Nos esforzamos por conseguir ejemplares de sangre muy reunida que, sin perder las características y cualidades del caballo español tradicional, se adapte a las exigencias actuales de los jinetes.

Este es un mundo donde cada día aprendemos, y las fuentes son:

El propio animal

El jinete